Foodchain: la plataforma que traza la origen de los productos alimenticios

La innovación y la inteligencia en el campo tecnológico han creado un sistema capaz de trazar los productos alimenticios from Farm-to-Fork (de la granja al tenedor). 

En 2016 nació la plataforma Foodchain que permite proteger el Made in Italy, las empresas e incluso los consumidores del sector agroalimentario. Todos los productos alimenticios se señalan digitalmente desde su origen gracias a la innovadora tecnología Blockchain, que es un registro “público, distribuido y descentralizado, en el que las informaciones cifradas se archivan de forma segura. Una vez que los datos se han introducido en el sistema y se han validado, no se pueden modificar. Gracias a los dispositivos IoT (Internet of Things), es posible implementar una trazabilidad que cubra todas las fases de la cadena de suministro, desde la producción hasta la logística y la distribución”. 

Todas las empresas que decidan participar en esta iniciativa podrán facilitar, vía ordenador o smartphone, los datos relativos al origen y procesos de los productos en tiempo real y tendrán la posibilidad de decidir qué información hacer pública, cuál mantener privada y, por último, cuál compartir solo con otros actores de la cadena de suministro. El resultado de este proceso es un código QR que se aplica en los embalajes de los distintos productos y de esta forma el consumidor final, escaneando la etiqueta inteligente con su dispositivo, podrá acceder a todos los datos públicos puestos a disposición por la empresa que así tendrá la oportunidad de incrementar la confianza de sus clientes. 

La transparencia es uno de los puntos fundamentales e imprescindibles para garantizar la calidad de los artículos y su origen y ayudar a los consumidores a elegir los productos de una manera más sostenible y con mayor conciencia. Cada año, las diversas noticias falsas (como la más reciente sobre la propagación del coronavirus a través de los alimentos), el Italian sounding (es decir, la imitación de la excelencia alimentaria y vinícola italiana) y la falsificación en el sector agroalimentario crean un daño considerable al Made in Italy, pero hoy en día, gracias a esta nueva tecnología, las empresas pueden valorizar la calidad y el origen de sus productos acompañando a los clientes hacia una elección totalmente italiana. 

El objetivo principal de esta plataforma es “seguir, rastrear y llevar a cabo el control y la calidad de cada alimento”, dijo Marco Vitale, CEO de Foodchain, y agregó que la etiqueta inteligente también permite al producto contar su propia historia que comienza desde el campo hasta llegar a la mesa del consumidor. De esta forma, los clientes también están informados y plenamente conscientes de las características de los bienes y de la ética de las diferentes empresas. Foodchain junto con la tecnología Blockchain podrá garantizar y proteger el Made in Italy. 

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 8 =