Maké: la nueva maquina para tomar espresso en cualquier lugar

Para todos aquellos que son dependientes y aman la cafeína y para todos aquellos que no pueden prescindir del café por la mañana, durante una pausa, después de las comidas o antes de irse a dormir, está llegando un dispositivo portátil que os permitirá preparar un espresso a todas horas del día y donde queremos: en transporte público, en el parque, en la playa, durante una ruta de senderismo, en definitiva, en cualquier parte. 

La idea nació por un ingeniero chino Yujun Wu que, tras trasladarse a Italia para continuar sus estudios en el Politécnico de Turín y tras quedar fascinado por el inconfundible sabor del verdadero espresso italiano, decidió crear la primera máquina de espresso que funciona con el aire. El ingeniero confió en las habilidades y experiencia del artesano italiano Emiliano Bracalente para proyectar y construir una máquina compacta y de bolsillo. 

Después tres años de numerosas investigaciones y estudios y gracias al apoyo de la startup Maketube ubicada en Fermo, nació la revolucionaria Maké, la primera máquina que utiliza la tecnología CO2. La válvula de variación de volumen y el disco de contrapresión son los dos elementos esenciales que hacen de Maké una máquina portátil perfecta para el espresso y con una sola carga de CO2 es posible preparar hasta 25 tazas de café. 

“Diseñé Maké con una forma que tiene un carácter sumamente funcional, resultado de un trabajo de ‘síntesis y sustracción’ propio de una cierta tradición cultural del diseño industrial italiano, es al mismo tiempo expresión, caja y espejo del concepto técnico”, comentó Paolo Piuri, diseñador industrial. 

Por el momento hay dos tipos de Maké, la versión clásica permite verter el agua ya caliente en la máquina, mientras que la versión smart ofrece la posibilidad de calentar el agua y llevarla a la temperatura ideal gracias al power bank. Ambos son compatibles solo con las vainas desechables, una decisión tomada por los creadores precisamente para no contribuir al aumento de residuos como ocurre con el uso de cápsulas de aluminio o de plástico. 

De ahora en adelante, en vuestra mochila o bolso ya no podrán faltar estas tres cosas fundamentales: agua caliente, vaina y por supuesto Maké para disfrutar de un espresso italiano con un solo y sencillo toque, en cualquier momento y en cualquier lugar. 

“Air makes espresso vibrate like a sax in a jazz band, producing the crema of a perfect Italian espresso”, (el aire hace que el espresso vibre como el saxo en una banda de jazz, produciendo la crema de un perfecto espresso italiano).  

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 8 =