Motorola: las características del nuevo Edge 30 Pro

Es la última incorporación a la familia edge de Motorola, disponible en los colores Cosmos Blue y Stardust White. Son muchas las características que lo convierten en un producto premium: desde el sector fotográfico hasta la pantalla OLED de 6,7 pulgadas, pasando por el sistema en chip Snapdragon 8 Gen 1, que efectivamente permite catalogarlo como un dispositivo móvil de última generación.

El chip de Qualcomm le garantiza capacidades de juego verdaderamente altas, en términos de imágenes en formato HDR y gráficos ultrarrealistas. El Edge 30 Pro también tiene un 30 % más de potencia y un 25 % más de eficiencia con respecto a la generación anterior. Esto es gracias a la GPU Adreno de Qualcomm. La inteligencia artificial con la que está equipado el teléfono inteligente permite a los usuarios cuadruplicar el rendimiento en las aplicaciones, con un aumento tanto en la eficiencia como en la duración de la batería. Con este último modelo, Motorola promete a los usuarios vivir una verdadera experiencia cinematográfica, permitida por la pantalla extra grande de resolución Full HD+ con frecuencia de actualización de 144 Hz, el sistema de audio con Dolby Atmos y el altavoz estéreo doble integrado en el cuerpo del dispositivo, que hace que la reproducción del sonido sea aún más rica y realista, tanto si se escucha a través de auriculares como a través del altavoz.

En cuanto al sector fotográfico, el Motorola Edge 30 Pro presenta toda una serie de cualidades que no tienen nada que envidiar a las de los smartphones con cualidades de imagen más pronunciadas. Estas incluyen: un enfoque mejorado con estabilización de la cámara principal, que juega un papel importante en la reducción de ruido, y la visión nocturna mejorada en la unidad frontal. Con la cámara principal de 50 megapíxeles se pueden hacer fotos con una resolución máxima de 8165 x 6124 píxeles y grabar vídeos en 8K con el estándar Hdr10+, alcanzando una calidad de imagen de 26 millones de píxeles. Según el fabricante, en los detalles se encuentra una marcha más en cuanto a nitidez en las fotos ultra-anchas en condiciones de poca luz, regulada por el sensor que la aumenta en situaciones donde hay baja luminosidad. Por último, la cámara selfie de ultra alta resolución de 60 megapíxeles, equipada con tecnología Quad-Pixel.

Una de las características más interesantes del recién llegado de casa Motorola tiene que ver con la experiencia de uso con otros dispositivos. La función “ready for” le permite conectarse, tanto por cable como de forma inalámbrica, con la pantalla del televisor y con ordenadores con Windows 10 y Windows 11 para sesiones de juego, videollamadas, compartir archivos o imágenes. Y eso no es todo. Para mejorar aún más la experiencia, la plataforma de desarrollo Snapdragon Spaces XR también permite que el teléfono se conecte a las gafas inteligentes Lenovo A3 ThinkReality, con las que el usuario puede sumergirse en la realidad aumentada.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × 1 =