Desde el cinturón indestructible hasta el cinturón que evita las caídas: asì son los smart belt

La tecnología generalmente viene en nuestra ayuda de dos maneras: o creando un producto nuevo que resuelva un problema preexistente o reinventando un producto que ya está en el mercado y realizar mejoras tecnológicas que contrarresten problemas en los que quizás nunca hubiéramos pensado. Éste es el caso de los cinturones inteligentes. Un accessorio que además de realizar la simple función de mantener los pantalones anchos, hasta hace poco no era más que un objeto de moda para embellecer nuestro look. Ahora ya no es así.

En 2016, se presentaron en el CES de Las Vegas dos proyectos que tenían como objeto el cinturón. Uno se llamaba Welt y fue fabricado por Samsung. Realizaba más o menos las mismas funciones que un reloj inteligente: evaluaba los hábitos alimentarios, calculaba el número de pasos, contaba el tiempo que se pasa sentados y por último medía el tamaño de la cintura. Luego, a través del Bluetooth, enviaba toda la información a una aplicación dedicada. La diferencia sustancial estaba en su aspecto exterior, ya que parecía un normal cinturón.

La empresa parisina Emiota en cambio quería encontrar una solución para evitar el hábito molesto de desabrocharse el cinturón después de un atracón. Su cinturón, Belty, prácticamente se ensanchaba y se estrechaba por sí solo, siguiendo las variaciones de la cintura. Además, en los sensores presentes en la hebilla también había un acelerómetro y un giroscopio que enviaban información al teléfono inteligente para mantener a raya los hábitos poco saludables. 

En el Ces de 2020, una empresa surcoreana fue premiada por su Smart Belt Pro, un cinturón que ayuda a prevenir caídas. Ésto, además de incluir las funciones ya presentes en los cinturones inteligentes de los años anteriores (como contar pasos, medir la cintura, calcular el tiempo de estar sentado y monitorear los excesos de comida), promete hacerte evitar papelones, y tal vez distorsiones, después de una caída. El Apple Watch había intentado hacer algo similar, pero la empresa observa que este dispositivo solo detecta una caída después de que ya haya ocurrido. El Smart Belt Pro, en cambio, es capaz de detectar “anomalías” en la manera de caminar del usuario, identificándolas como posibles causas de caídas e informando así a quien la lleva a tiempo. Los Smart Belts Pro no solo son inteligentes, sino también bonitos y elegantes. Están hechos de fina piel de vacuno italiano.

Smart Belt Ultimate es, en vez, el nombre que Harmattan Design le ha dado a su nuevo cinturón. ¿Cuál es su superpoder? Es indestructible. Todos hemos deseado al menos una vez en la vida que ese accesorio o ese objeto que tanto nos gustaba durara para siempre. Harmattan Design ha intentado hacerlo realidad. Está fabricado en piel italiana pero lo que lo hace ultrarresistente es la presencia de fibras de kevlar en su interior. Éstas refuerzan la estructura evitando que el cinturón se flexione y por tanto se dañe. Adémas, en lugar de utilizar pintura normal para teñir el cinturón, la empresa prefiere un tinte vegetal que se pone en la primera fase de la producción. De esta manera los rayones se absorben y no se ven desde el exterior. También en este caso se intentó superar el tradicional sistema de agujeros para estrechar y ensanchar el cinturón, a favor de un sistema con 32 microajustes. 

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − diez =