Holotron: un nuevo exoesqueleto para la realidad virtual

Es la combinación de nuestros cinco sentidos, es decir el gusto, el olfato, la vista, el oído y el tacto, que nos permite conocer y experimentar el mundo que nos rodea. Hoy, gracias al desarrollo de una tecnología cada vez más avanzada y en vanguardia, somos capaces de experimentar y explorar lo que se llama realidad virtual, que es la imitación de la realidad en un entorno virtual que es procesado por los ordenadores. 

La innovadora y avanzada tecnología de realidad virtual se utiliza no solo para el entretenimiento en el mundo de los videojuegos, sino también en el mundo del diseño, de la medicina y del deporte. Es suficiente pensar en cascos o gafas que permiten a los usuarios experimentar contextos ficticios y vivir una experiencia totalmente inmersiva también útil para los sectores de la cirugía o rehabilitación motora. 

Hace unos días, el empresario alemán Marcel Reese anunció el nuevo y ambicioso proyecto llamado Holotron. El inventor Reese realizó el primer exoesqueleto que debería dejarnos percibir y dominar las fuerzas que siente nuestro avatar. Sigue siendo un prototipo, pero el objetivo principal es registrar los movimientos de los pies, piernas y pelvis (por lo tanto, de la parte inferior del cuerpo) para poder reproducirlos en realidad virtual y en tiempo real. 

A través de un video de presentación, el empresario alemán y su equipo mostraron su proyecto aún en desarrollo, la estructura del prototipo está hecha con piezas de madera y metal, además hay varios cables y circuitos eléctricos que lo convierten en un dispositivo bastante imponente y voluminoso. Las imágenes de demostración muestran el rendimiento de Holotron que permite caminar, saltar y correr en lugares virtuales. El usuario se encuentra suspendido en el aire con las piernas bloqueadas en dos sistemas equipados con sensores que ofrecen la percepción de movimiento, fuerza y ​​resistencia física. Probablemente en el futuro estos sensores y circuitos eléctricos serán disponibles también para otras partes del cuerpo como las manos, brazos y espalda. 

El exoesqueleto permite subir escaleras, caminar sobre piedras en movimiento, mantenerse en equilibrio sobre una tabla de skate, rebotar sobre una superficie elástica y además ser golpeado por una pelota pesada. El objetivo futuro de Reese es modificar el prototipo creando una estructura fija en el suelo con un diseño decididamente más atractivo que pueda rotar al usuario a 360 grados. 

Algunas personas son bastante escépticas sobre la utilidad de los dispositivos creados para experimentar la realidad virtual, pero hay muchas posibilidades de que, en el futuro, esta nueva tecnología también prevalezca sobre los sentidos del gusto y el olfato. 

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 9 =