Amazon siempre va un paso por delante: envíos súper rápidos con drones

¿Es difícil imaginar hacer una compra online y que, en cuestión de minutos, literalmente nos llueva del cielo? Pronto no habrá necesidad de imaginarlo, porque lo veremos con nuestros propios ojos. De hecho, los suscriptores de Amazon Prime pronto podrán recibir pedidos en menos de 30 minutos desde la compra, que serán entregados por drones en lugar de correos de carne y hueso.

El gigante del comercio electrónico lleva mucho tiempo intentando volverse cada vez más independiente y deshacerse de los colaboradores externos como los correos de FedEx, UPS y de los servicios postales, para reducir los costes y acelerar los envíos. El año pasado, Amazon anunció el inicio de las operaciones de transporte aéreo de carga en Europa a través de aviones de su aerolínea Amazon Air, dando un primer paso hacia la independencia. La noticia, sin embargo, que podría atraer a los amantes de la tecnología y la innovación, es la del proyecto Amazon Prime Air, que implica el uso de drones para realizar envíos flash.

El mismo Jeff Bezos reveló los planes del proyecto en 2013, durante una entrevista con el programa de noticias estadounidense 60 Minutes. Después de años de pruebas, prototipos y negociaciones con la Administración Federal de Aviación para recibir los permisos necesarios para despegar los drones, el sueño futurista del hombre más rico del mundo finalmente se hará realidad. El pasado mes de agosto, de hecho, la FAA emitió la certificación que reconoce a los drones como vehículos aéreos no tripulados, permitiendo así concretamente el inicio del servicio en Estados Unidos.

Los nuevos “correos” volarán a baja altura, entre 60 y 150 metros de altura, pesarán unos 25 kg y realizarán entregas en un radio de 16 km desde el almacén. Esta modalidad de envío solo será posible para los paquetes que no superen los 2,5 kg de peso, cifra que no parece tener mucho impacto en el éxito del proyecto, dado que, según Bezos, el 86% de los paquetes enviados por la empresa cumplen estas condiciones. 

Los drones se cargarán dentro del almacén y luego un rodillo los transportará a la zona designada para el despegue. Desde allí serán controlados remotamente desde una centralita de Amazon Prime Air y llevarán la compra realizada poco antes directamente al domicilio del cliente. “Puede sonar a ciencia ficción, pero es real. Conseguir que nuestro sistema sea operativo nos llevará algún tiempo, sin duda, pero algún día será tan normal ver vehículos de Prime Air repartiendo paquetes como hoy ver camiones en la carretera” se lee en la página de Amazon.

La primera entrega ya se realizó el 7 de diciembre de 2016 en Cambridge, Inglaterra. Solo duró 13 minutos y fue grabada y luego publicada en un video en YouTube. 

Para que el servicio sea activo a todos los efectos, aún quedan algunos problemas regulatorios y burocráticos por superar, pero no estamos muy lejos de la meta. El vicepresidente de Amazon, David Carbon, explicó: “Continuaremos desarrollando y refinando nuestra tecnología para integrar completamente los drones de entrega en el espacio aéreo y trabajar en estrecha colaboración con la FAA y otros reguladores de todo el mundo para hacer realidad nuestra visión de entrega en 30 minutos”.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 11 =