La pantalla Looking Glass Portrait convierte todas las fotos en hologramas

En el pasado, las fotos analógicas eran los recuerdos más hermosos y significativos que estaban cuidadosamente guardados en álbumes de fotos. Hace unos años las personas tomaban fotografías con la cámara desechable y luego llevaban el rollo de la cámara para desarrollarlo o esperaban unos minutos para ver el resultado de las instantáneas. Con el paso del tiempo, aunque hoy las instantáneas han vuelto a estar de moda, el mundo de la fotografía también ha cambiado mucho. Actualmente, todo el mundo puede tomar fotos y grabar videos con un simple teléfono inteligente, en cualquier momento y en cualquier lugar. 

¿Y si fuera posible tener fotos y videos tridimensionales de forma sencilla? La respuesta es Looking Glass Portrait. La empresa Looking Glass Factory fue fundada en 2014 y actualmente tiene dos ubicaciones, una en Brooklyn y la otra en Hong Kong y, como dice el CEO Shawn Frayne, “un pequeño grupo de inadaptados y yo fundamos una compañía llamada Looking Glass Factory para demostrar que era posible crear una verdadera pantalla holográfica. Queríamos crear un dispositivo que pudiera generar hologramas vivos, dinámicos y controlados por los ordenadores”. 

Looking Glass Portrait es una pantalla innovadora que crea y muestra fotografías holográficas, modelos tridimensionales y videos en un cono de visualización de 58 grados, para que múltiples usuarios puedan ver simultáneamente el resultado desde diferentes ángulos y sin la necesidad de tener gafas especiales. En 2018 la empresa ya había realizado una primera versión, pero el último modelo es más pequeño y también más económico. 

El equipo utilizó la plataforma Kickstarter, creada para apoyar los proyectos más creativos, para lanzar su campaña y encontrar financiación para el nuevo Looking Glass Portrait. El dispositivo tiene una pantalla de 7,9 pulgadas con una resolución de 2.048 x 1.536 píxeles. También está equipado con un puerto HDMI y un USB-C y un conector de audio estéreo. Pero, ¿cómo funciona? La pantalla combina las tecnologías de visualización volumétrica con el campo de luz, es decir, se produce una refracción de la luz a través del vidrio, luego de la cual la luz se proyecta simultáneamente en varias partes de la pantalla y esto estimula la mente de las personas para ver las imágenes en 3D. Los usuarios también tienen la opción de cargar sus propios videos, imágenes y modelos 3D a través del software Holographic Studio. Looking Glass Portrait, Looking Glass 15.6 y Looking Glass 8K son los tres modelos disponibles actualmente. 

“No es necesario ser un experto en programación para usarlo. Este es un dispositivo diseñado para millones de personas que trabajan o juegan con el 3D de cualquier forma: artistas, diseñadores, desarrolladores, cineastas, fotógrafos o aquellos que acaban de empezar a explorar la creación tridimensional. Ahora, también los teléfonos pueden sacar hologramas”, dijo Shawn Frayne. 

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 − 4 =